La bebida de los dioses versión 2.0


POR HUGO MORENO

Se conoce de su existencia hace miles de años (más de 5 mil años a.C.); en la antigua Grecia, Roma y Egipto se veneraba al dios Dionisio o Baco en su nombre y, hasta en la Biblia, se le menciona como un elemento especial en la última cena de Jesús. Sí, se trata del vino, una pasión, profesión, oficio, negocio y gusto que hoy reúne a aficionados, expertos, productores y consumidores que conforman comunidades en algunas redes sociales específicamente dedicadas al tema.

Miles de interesados en los vinos se reúnen en Uvinum y Descorchados, dos plataformas sociales en internet que facilitan la interacción y promueven el diálogo, conocimiento, expresión, venta y difusión sobre esta bebida a la que se le atribuyen características medicinales, religiosas, culinarias, entre otras.

Para quienes desean profundizar en el conocimiento de este producto derivado del 66% de la recolección mundial de la uva, estos sitios resultan muy útiles, pues en ellos se transmite el conocimiento sobre el tema y se promueve la participación activa en la evaluación de las bebidas, hasta lograr convertirse en auténticos catadores 2.0.

Las conversaciones en estas redes sociales orientan sobre la producción, distribución y consumo responsable de esta bebida alcohólica con atributos tanto benéficos cuando su consumo es moderado, como perjudiciales si se cae en el exceso.

Se menciona que en dosis moderadas incrementa el apetito, favorece el sueño y el sistema circulatorio, especialmente el corazón y, en algunos casos reduce la incidencia de la diabetes mellitus tipo 2; mientras que también se reconoce que en exceso, daña el sistema nervioso central y gastrointestinal, así como el hígado.

En Descorchados los usuarios se van preparando mediante el conocimiento que se comparte entre la comunidad, para convertirse en catadores 2.0 de numerosos tipos de vinos, principalmente de Argentina, Chile y España.


En tanto, en Uvinum, una red social con presencia en Estados Unidos, Reino Unido, España, Francia, Alemania, Portugal, Italia y Holanda, se pueden subir y ofertar vinos de todos tipos, además de comprar y  adquirir aquellos que exhiben otros usuarios.


Ahora ya lo sabes, si se trata de vinos, también la experiencia social es 2.0, aunque como en el mundo analógico, en el virtual la principal recomendación es no llevar al exceso el consumo de esta bebida de los dioses que es tan terrenal en nuestros tiempos.


Contacta: vorticesocial@gmail.com y síguenos en @hugomorenomv3

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco tu comentario, lo tomaré muy en cuenta.