Cómo van en internet los aspirantes a candidatos a la presidencia de México en 2012

Si la elección presidencial en México para 2012 se decidiera por el número de twitteros que siguen a quienes han sido mencionados como aspirantes a la Primera Magistratura del país en este año y en este momento, Marcelo Ebrard Casaubon ganaría de calle con sus 40 mil 589 seguidores frente a Enrique Peña Nieto que no tiene cuenta oficial en ese microblogging; pero si los principales votantes fueran los blogueros, indudablemente se haría realidad el sueño de unos y para otros pesadilla, de que Andrés Manuel López Obrador portara la banda presidencial porque en más de 230 mil blogs se polemiza sobre sus propuestas y programas, y la mayoría está a su favor.
¿Sorprendido? Hay más. Si fuera por el número de cibernautas que googlean un nombre, quién posee la mayoría de menciones y fuera la primera presidenta de México es la panista Josefina Vázquez Mota. 
No se levante, va otra: el Partido de la Revolución Institucional perdería casi todas de todas… claro, si contara en algo la estrategia en red que hoy se puede observar en los números de visitas, imágenes, videos, blogs, redes sociales, etcétera; aunque el priista con mayor presencia cuantitativa hoy en internet es Fidel Herrera Beltrán.
Sin embargo, como éste no pretende ser un artículo de profecías ni augurios, para la tranquilidad de muchos, lo cierto es que, aunque algunos ya andan en campaña permanente, todavía las estrategias electorales para el posicionamiento de los posibles candidatos están en etapa embrionaria, y especular sobre los resultados de una contienda tan relevante para el país como la de 2012, resulta por demás inaceptable.
Lo útil e interesante hoy es, en todo caso, aportar elementos de análisis que contribuyan a que el proceso de 2012 se vaya enriqueciendo y se logre un ejercicio democrático de altura que beneficie a la nación, que tanto lo necesita.
En ese sentido, los datos que al principio se mencionan son producto de un análisis realizado el 3 de septiembre con información de internet que incluyó la observación y acopio de datos cuantitativos de 16 políticos que han sido mencionados como aspirantes a candidatos de los tres partidos políticos con mayor número de votantes del país, vistos a través de once aplicaciones fundamentales para los cibernautas: resultados que arroja el buscador Google en web, imágenes, videos en Youtube, noticias, blogs, radio en web, tvweb, así como los sitios Twitter, Facebook y Myspace. La tabla completa aparece al final de este texto.
La información se agrupó en tres bloques: el primero con 7 aplicaciones con información en su mayoría unidireccional que se califica como mediática por ser producida principalmente por el personaje , su organización o proveniente de fuentes asociadas a las labores que desempeña el aspirante;  el segundo de los blogs como herramienta deliberativa entre simpatizantes y adversarios del personaje; y, finalmente, el tercero que incluye tres de las llamadas redes sociales más populares para observar las posibilidades de participación e interacción de los usuarios y el aspirante o partido mencionados.
Algunos datos significativos
El análisis permite afirmar que en México persisten estrategias basadas en modelos de comunicación casi en obsolescencia que concentran los esfuerzos y la inversión de personalidades en la construcción del posicionamiento y la imagen pública, en los llamados medios clásicos del siglo pasado: tv abierta, radio analógica y prensa en menor medida.
De ahí que, por ejemplo, aunque el Revolucionario Institucional (PRI) es un partido con posibilidades de invertir presupuesto para comunicación, su presencia en red  es menor que Acción Nacional (PAN) y el de la Revolución Democrática (PRD). Sin duda, el PRI está apostando a las estrategias de redes ciudadanas presenciales y a la publicidad en medios como la televisión en cable y abierta, radio analógica y prensa. Olvida el tricolor que la comunicación exitosa actual para gobiernos, empresas, organizaciones civiles y, sobre todo, procesos electorales, se basa en nuevos esquemas como el Media Virus 3.0, el cual propone estrategias mixtas que combinan medios tradicionales y nuevas tecnologías.
En México, el uso de las nuevas plataformas de comunicación en tiempo real basadas, fundamentalmente, en internet y los dispositivos tecnológicos móviles, aún está lejos de ser aprovechado en su verdadera dimensión.
La información recopilada deja ver con cierta claridad que la apuesta en el PRD tiende a estimular la participación ciudadana, particularmente, si Marcelo Ebrard o Andrés Manuel López Obrador resultara candidato, ya que están intentando, con titubeos y quizá por razones presupuestales y no estratégicas, tanto ellos como su partido, privilegiar las aplicaciones web de interacción y debate, como son el blog y las redes sociales.  Frente a las otras dos fuerzas políticas, los aspirantes mencionados por el PRD tienen en suma 83 mil 3 twitteros y 235 mil 26 blogueros; cuando los del PAN sólo cuentan con 10 mil 612 twitteros y 24 blogueros y; en el PRI a sus prospectos presidenciales los siguen sólo 8 mil 87 twitteros y 38 blogueros los toman en cuenta.
En el PAN la situación es por lo menos diferente para no decir confusa. Por una, parte, se puede observar que como partido, Acción Nacional impulsa una estrategia de comunicación mixta con una inversión fuerte en la parte mediática pero sin descuidar las aplicaciones web gratuitas y de interacción; sin embargo, los panistas aspirantes se notan dispersos y bajo una lógica tradicional apostando a la información noticiosa y poco a la vinculación con la ciudadanía, de ahí que a ninguno de los seis aspirantes que se mencionan, se le vea o apoye con firmeza por los militantes que comentan acerca de ellos en la red. La aspirante más mencionada, Josefina Vázquez Mota, colocó su último mensaje en Twitter en julio, por ejemplo.
¿Cómo interpretar los números de la red?
Cada vez que usted utiliza una aplicación como Google en la modalidad buscar todo en web, observe el número de resultados que le arroja cuando activa la búsqueda de un nombre; éste le dará una idea de en cuántos enlaces podrá localizar información acerca de esa persona y el volumen de los datos que existen en la red sobre el personaje.       Lo mismo pasará cuando procese imágenes, videos, noticias, etcétera.
Siguiendo esta lógica, en el análisis que se realizó encontramos que Google nos da que el partido del que podemos encontrar más ligas asociadas a sus aspirantes a candidatos presidenciales en la red es el PRD (Amalia García Medina, Andrés Manuel López Obrador, Carlos Navarrete Ruiz, Marcelo Ebrard Casaubon y Juan Sabines Guerrero: 3 millones 355 mil enlaces); le sigue el PAN (Alonso Lujambio Irazábal, Ernesto Cordero Arroyo, Santiago Creel Miranda, Carlos Medina Plascencia, Juan Manuel Oliva Ramírez y Josefina Vázquez Mota: 14 millones 761 mil 440 enlaces); y atrás viene el PRI (Beatriz Paredes Rangel, Enrique Peña Nieto, Fidel Herrera Beltrán, Manlio Fabio Beltrones Rivera y Humberto Moreira Valdés: 1 millón 567 mil ligas).
En lo individual, quien tiene más enlaces asociados a su nombre es Josefina Vázquez Mota (12 millones). Si buscamos imágenes, encontraremos más de Amalia García Medina (169 mil); en videos, hay mayor número de Andrés Manuel López Obrador (AMLO, 3 mil 250); en noticias se localizó mayor número de Manlio Fabio Beltrones Rivera (743); en blogs, AMLO se revela como el personaje más polémico, ya que recordemos que esta aplicación está diseñada fundamentalmente para que los usuarios expresen sus puntos de vista de manera extensa con textos en forma de notas o artículos de opinión donde por lo regular se asume una posición a favor o en contra de algún tema (235 mil); en Twitter, Marcelo Ebrard Casaubon hasta ahora es quien tiene más seguidores de los aspirantes a candidatos presidenciales (40 mil 589) frente a Enrique Peña Nieto quien al parecer no se le da la interacción con los internautas pues no tiene cuenta oficial en el microblogging y prefiere el Facebook si se trata de redes sociales, aunque Marcelo en realidad tiene menos de la mitad de seguidores que Felipe Calderón Hinojosa (95 mil 142).
Cambio de estrategia y metamorfosis; de aspirante a candidato
Hasta ahora se habla de 16 aspirantes a ser candidatos presidenciales por alguno de los tres principales partidos políticos en México. Cualquier análisis, si es serio, va a dejar ver que las disputas internas en los partidos para lograr la candidatura están al orden del día y es quizás el motivo principal de  que quienes desean ser vistos como el probable presidente o presidenta de la nación todavía no instrumentan estrategias de comunicación más efectivas que respondan a las condiciones actuales de los públicos y posibles electores mexicanos.
Pero el tiempo avanza y se debe entender que la comunicación asertiva requiere del impulso de procesos de mediano y largo plazos, sobre todo si se consideran las características de los electores mexicanos. Por ello, a la vista de los resultados y los datos del análisis sobre la presencia en la red de los aspirantes a candidatos a la Presidencia de México en 2012, en unos meses más ya será impostergable para partidos y aspirantes, comenzar a entrar en definiciones más precisas no sólo sobre quienes serán los candidatos, sino en las estrategias y procedimientos que muestren si en verdad han logrado entender que el mundo ha cambiado no sólo por las nuevas tecnologías, sino porque los ciudadanos requieren de espacios de interacción con sus posibles gobernantes más allá del regalo de la camisa, gorra, mandil, pluma, bicicleta, costal de cemento, etcétera, que algunos partidos suelen hacer a sus simpatizantes.
Esa interacción debe ser presencial y virtual, permanente y responsable, para que se contribuya a la democracia y el desarrollo. Por eso, es importante que los resultados y las señales que se observan en los datos de esta fotografía estadística del análisis de la red, cambien pronto y no sólo para prever quién o quiénes tienen probabilidades de triunfo en la contienda electoral de 2012, sino para identificar y ratificar que las intenciones de los políticos que participan, están fuertemente asociadas a la vinculación con la ciudadanía de manera virtual y presencial.
Septiembre de 2010
Tabla completa en www.mediavirus3.com

Legisladores on line

Imaginar que por fin los legisladores podrán mostrar su inteligencia, sus habilidades y su compromiso con la ciudadanía porque ahora poseerán un iPad, acceso a internet, pantallas táctiles en sus curules, monitores gigantes en el salón de sesiones, entre otros dispositivos tecnológicos, resulta tan fantasioso como pensar que con los autos nuevos y camionetas blindadas y último modelo que, por lo regular, los senadores y diputados compran cada año con cargo al erario, se mejoran las leyes y el ejercicio de la democracia.

Y es que si bien no se trata de restar importancia a la necesidad de introducir plataformas tecnológicas adecuadas para las tareas legislativas y cualquier otra labor humana, cuando se anuncia la compra de dispositivos electrónicos sin acompañarse de una serie de actividades educativas y de capacitación para los legisladores, deja mucho que desear la inversión tecnológica en los parlamentos, pues lo fundamental, el fondo, es, sin duda, que se cuente con representantes ciudadanos, asesores legislativos y militantes partidistas cada vez más preparados para fundar sus decisiones en la ética y el conocimiento profundo de los temas que tratan y su verdadero impacto en la sociedad.

En el mundo hay diversidad de acciones y  enfoques con los que los parlamentos y sus legisladores están asumiendo la necesidad de sumar a la labor legislativa tecnologías y mayor conocimiento. Por ejemplo, en Latinoamérica, en los últimos dos años, la Organización de Estados Americanos y el Banco Interamericano de Desarrollo han impulsado un programa de apoyo a los congresos de países como  Bolivia, Venezuela, Perú, Ecuador y Chile, para que cuenten con estándares para la organización y procesamiento de información legislativa y el intercambio de documentos. Se trata de crear bases de datos y sistemas de vinculación y consulta de información con otros poderes como el judicial y el ordenamiento de las leyes y dictámenes para que los legisladores adopten una dinámica que han llamado “del conocimiento a la acción”.

En España, por otro lado, se habla de otorgar un iPhone 4 a cada diputado del congreso y un iPad para cada eurodiputado del Parlamento europeo, aun cuando ninguno de los dos aparatos sirve para un uso profesional, como las laptops o notebook, pero la idea es proveer a los legisladores de un instrumento que les permita mayor rapidez en la producción y consulta de la información.

En México, se invertirán 120 millones de pesos para dotar al Congreso de dispositivos de alta tecnología en su trabajo cotidiano, pero el diputado federal Octavio Martínez Vargas, advirtió hace  unos días que  aunque internet es una herramienta que ha cobrado gran importancia en términos de comunicación e información, el 40 por ciento de los diputados no están capacitados para acceder a este tipo de tecnología. "Hay legisladoras y legisladores que vienen de zonas rurales y algunos de zonas urbanas, pero que su método ordinario de trabajo no les permite dedicar un tiempo para que se capaciten en cómo entrar a internet, cómo manejar una computadora, cómo consultar alguna página, cómo bajar información o cómo mandar información vía correo electrónico.“

Pero el retraso de los legisladores en el uso de equipos y aplicaciones tecnológicas no es una característica de los mexicanos, ya que si observamos a los congresistas que cuentan con un sitio web, veríamos que en España sólo poco más del 10 por ciento de 350 integrantes del parlamento tienen un sitio web;  en Italia el 17.9% de 630 legisladores; en Francia, de 577, el 38.4%.  En contraparte en países como Suiza y Reino Unido, más del 70% de los legisladores cuenta con una página electrónica y, en los Estados Unidos de Norteamérica, el 100% de los integrantes del Congreso tienen páginas y aprovechan los servicios de interacción tecnológica con los ciudadanos.

Al parecer, como en México, para el fortalecimiento de las tareas legislativas el dinero no es problema para los Parlamentos, pero habría que ver si el gasto necesariamente los conduce al mejoramiento. Habrá que ver en los próximos meses si los diputados y senadores, en pleno uso de sus nuevos dispositivos, cuentan con las aplicaciones necesarias para acceder a la información que requieren y estar en contacto con los ciudadanos en las redes, lo más seguro es que tengan que aprender a crackear, chatear, twittear, etcétera, por lo menos para justificar la posesión del iPhone 4 o la iPad.

Al final del día, los hombres y mujeres que atenderán o no su responsabilidad legislativa serán los mismos que hoy están en nuestros recintos legislativos y difícilmente su cultura e intenciones cambiarán, cuando mucho se hará más evidente el trabajo real que realizan y podrá confirmarse con datos almacenados digitalmente lo que deciden, quizá ese sea el verdadero valor de la introducción de nuevas tecnologías, claro está si después no se les ocurre clasificar como reservada la información correspondiente o proponer nuevas leyes que limiten el uso de las redes cuando ya la interacción ciudadana no les parezca.

Fuentes consultadas
http://www.hagamosquorum.org/index.php?option=com_content&view=article&id=324

Políticos y gobernantes en shock; pierden ventaja ante el dinamismo de la comunicación actual

Ante la velocidad que la tecnología ha impuesto a las variables de comunicación e información en el mundo, los promotores tradicionales de contenidos llámese empresas, gobiernos, organizaciones, instituciones, etcétera, parece que se mantienen en shock y se muestran lentos ante las ventanas de oportunidades que se abren cotidianamente para contactar e interactuar con mercados y públicos que, casi de manera natural, imprimen ritmo y avance a la comunicación y la cultura de hoy.
Y es que abrumados por la sorpresa de que en el nuevo siglo los públicos son muy activos, ahora políticos, gobernantes, empresarios, comunicadores, publicistas, periodistas, propagandistas, promotores y difusores de todo tipo, parecen estar buscando cómo integrarse, por ejemplo, a las redes sociales como una forma de continuar participando en la preferencia o influencia sobre los públicos que se muestran distantes y cada vez más difíciles de persuadir y convencer para comprar, recomendar, votar o actuar a favor o en contra de alguna actividad, producto, servicio o idea.
En política y gobierno, apenas hace tres años que líderes de algunos países decidieron utilizar las nuevas plataformas de internet y adoptar mezclas mediáticas diferentes a las tradicionales para tratar de mantener la atención en sus perfiles, ideas, agendas políticas y programas de gobierno.
Hoy, aproximadamente, sólo 26 jefes de estado, primeros ministros o presidentes, por ejemplo, han decidido utilizar Twitter para establecer contacto e interactuar con ciudadanos de sus países o de otras regiones.
El primer político que utilizó el microblogging es Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, quien abrió su cuenta marzo de 2007; lo siguió Stephen Harper, primer ministro de Canadá, desde julio de 2007, y casi un año después, varios políticos se sumaron para aprovechar el potencial de las nuevas herramientas de la comunicación.
Desde 2008,  twitean Sebastián Piñera, presidente de Chile; Gordon Brown, primer ministro del Reino Unido; Hajib bin Tun Haji Abdul Razak, primer ministro de Malasia; Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel; Kevin Rudd, primer ministro de Australia; y John Key, primer ministro de Nueva Zelanda.
A partir de 2009, se sumaron al universo twitter: Gloria Arroyo, presidenta de Filipinas; Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica; Jens Stoltenberg, primer ministro de Noruega; Liech Kaczyski, presidente de Polonia; Lars Lokke Rasmussen, primer ministro de Dinamarca; Barham Salih, primer ministro de Kurdistan; Rania AlAbdulah, reina de Jordania; Felipe Calderón, presidente de México; Paul Kagame, presidente de Rwanda; el Gobierno de la República de Corea del Sur; Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos; Valdis Dombrovskis, primer ministro de Latvia; Álvaro Uribe, presidente de Colombia; Donald Tusk, primer ministro de Polonia; Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía; Yukio Hatoyama, primer ministro de Japón. Y este año 2010, se sumaron Hugo Chávez, presidente  de Venezuela; y Dmitry Medvedev, presidente de Rusia.
Sólo 26 líderes de igual número de países se han percatado de la utilidad de su presencia en microblogging que hoy tiene más de 105 mil millones de usuarios y casi 3 billones de seguidores. El resto, 172 presidentes, primeros ministros o monarcas de otros países, permanecen fuera de este universo virtual de opinión y experiencias humanas.
En México, por ejemplo, se calcula que hay más de 30.6 millones de internautas y su actividad principal es enviar o recibir un correo electrónico, mientras que la participación en redes sociales alcanza a 9 millones 300 mil cibernautas mexicanos. Ante esta realidad, los estrategas de la comunicación gubernamental impulsaron la presencia del presidente Felipe Calderón Hinojosa en el Twitter, pero olvidan que no basta con tener una cuenta y lanzar uno que otro mensaje de vez en cuando para aprovechar el potencial del microblogging.
Debieran ahora reflexionar sobre la necesidad de ofrecer un mejor perfil del gobernante e ir más allá de informar fechas de sus giras; hay que mostrar qué piensa y siente el presidente, qué quiere y pide de los demás y hacer todo ello de manera permanente para lograr que el contacto con los twiteros rinda frutos y contribuya a mejorar la opinión del personaje, su gobierno y los programas que impulsa.
Es necesario que los estrategas consideren que mientras los principales diarios llamados de circulación nacional cuentan con un tiraje de 300 o 400 mil ejemplares los de mayor presencia, aproximadamente 11 millones 100 mil internautas mexicanos se informan de las noticias a través de los portales de los propios periódicos con mayor credibilidad en el país.
Más de tres horas al día en promedio, los 30 millones de internautas están conectados a la red y aunque se dice que internet puede incrementar el alcance de los medios de comunicación hasta en un 27% en la población total, en realidad un cambio de perspectiva en la manera de comunicar y el diseño de nuevas mezclas mediáticas basadas en el modelo Media Virus 3.0, permitiría a políticos y gobernantes adoptar un rol más exitoso para sus fines en la comunicación actual.
Twitter, Facebook, Plurk, Linkedln, Brightkite, entre otros, más la inversión racional en medios clásicos y estrategias del nuevo siglo, darían mejores resultados en comunicación que seguir pensando en la contratación de un anuncio de alto costo en horario triple AAA del canal con más audiencia de la televisión, que en México, alcanza sólo una audiencia aproximada de 3 millones de personas.
El poder real de las redes sociales debe ser aprovechado con inteligencia y no por rutinas o modas para dar un rostro al gobierno, expresar opiniones políticas y programas. Es hora que de pasen políticos y gobernantes del shock a la acción inteligente porque los ciudadanos ahora no sólo piden que se les informe, sino también ser escuchados y atendidos mediante una interacción constante que permita observar que se funciona como sociedad y país.
Los líderes que no sean capaces de comprender el dinamismo de la sociedad contemporánea y las ventajas tecnológicas para hacer política y gobernar con apoyo en las nuevas formas de comunicar, serán rebasados por la realidad que hoy exige de nuevos enfoques y mayor efectividad de la acción política y gubernamental, entre otras.

Fuentes de información:
·         http://news.netcraft.com/
·         Digitaldaya, Real Leaders Tweet. How heads of state are engaging their citizens on the World Wide Web, 2010. www.digitaldaya.com.
·         Estudio de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) 2009, sobre los hábitos de los usuarios de internet en Mèxico, publicado en mayo de 2010. 

El valor de la información frente a la violencia extrema

Una idea es peligrosa cuando es la única que se tiene, sin embargo hay quienes se siguen empeñando en mantener en la ignorancia y desinformación a sociedades y países completos, como si fuera conveniente que los grupos humanos y la cultura pudieran ser estáticos y con ello perpetuarse en el poder.
Muchos son los pretextos que han utilizado gobiernos conservadores, fundamentalistas y opresores a lo largo de la historia para “justificar” criterios de control y bloqueo informativo, y no sorprende que en pleno siglo XXI nos enteremos de que, por ejemplo, en los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita prohibirán el uso de las Blackberry para conectarse a internet.
La medida, dicen, se establecerá tras los temores de seguridad del Gobierno al no poder vigilar todas sus operaciones, estos aparatos podrían ser utilizados por terroristas para planificar atentados.
Según los periódicos The New York Times1 y El País, “tanto en Arabia Saudí como en los Emiratos, el Gobierno ya bloquea de forma rutinaria el acceso a sitios de Internet y otros medios que a su juicio transmiten contenidos contrarios a los conservadores valores islámicos del país o que generen malestar político”.
Se informa que hay cientos de miles de usuarios de este aparato y de la red, que resultarán afectados, pero más allá de ello, la intención del bloqueo nuevamente vuelve llamar la atención y reaviva el debate sobre la utilidad real de que se prive a las sociedades, de las latitudes que sean, de conocer otra ideas para enriquecer la cultura y el pensamiento, bajo el argumento de la seguridad nacional, cuando hoy es posible tecnológicamente dar seguimiento a aparatos y flujos de información de riesgo que probablemente transite por el ciberespacio.
Resultará infructuoso el bloqueo de la internet o de cualquier otro aparato y de la propia informacion, como lo ha sido a lo largo de la historia, sino se entiende que el mundo y las sociedades cambiarán en la medida que se estimule el flujo de las ideas más positivas frente a la sinrazón de grupos o individuos que comenten actos terroristas igualmente indeseables como la opresión y el conservadurismo extremo.
Finalmente, las Blackberry son sólo un instrumento de recepción y transmisión como el telégrafo, teléfono, los celulares, los ordenadores y el mismo ser humano. ¿Con bloquear el funcionamiento de aparatos o de internet se inhibirá el terrorismo? El fondo del problema del terrorismo o las pasiones perversas de las mentes enfermas, no es la tecnología con la que se puede, efectivamente, acelerar el tiempo y la eficacia para cometer una barbaridad inhumana; el tópico sigue siendo la cultura y el poder, las formas en que como sociedades y sistemas humanos impulsamos el respeto, la tolerancia, la honestidad y muchos otros valores universales que permitirían una coexistencia más sana en la pluralidad del pensamiento, de la cultura y la fe del mundo del nuevo milenio.
1 de agosto de 2010.

1. http://www.nytimes.com/aponline/2010/08/01/technology/AP-ML-Emirates-BlackBerry.html?_r=2&hp