Desaprovechan potencial de redes sociales contra la diabetes


POR HUGO MORENO
De diversas latitudes del planeta zarparon en el océano internet, como buques insignia, redes sociales especializadas que están conformando auténticas comunidades de salud y no es para menos, pues numerosas enfermedades de alto índice de mortalidad se ciernen sobre la humanidad.  Ejemplo claro en el Día Mundial de la Diabetes,  es la red social mexicana precisamente creada para quienes padecen dicha enfermedad, sus familias, médicos e instituciones encargadas de atender este numeroso universo de personas.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que en el mundo, más de 347 millones de personas tienen diabetes* y, en los últimos años, ha ido incrementando el número de fallecimientos debido a este padecimiento; se cuentan por miles anualmente.
Recordemos que la diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza de manera eficaz esta hormona que regula el azúcar en la sangre.  Dichas alteraciones en el funcionamiento del cuerpo, en niños y adultos,  causan la hiperglucemia que con el tiempo daña gravemente varios órganos y sistemas del organismo como los ojos, el corazón, los nervios y vasos sanguíneos, entre otros.
Aún con lo amenazante y grave que es la enfermedad en sus dos tipos (1,2), en la actualidad existen tratamientos que ayudan a controlar sus efectos y prolongar la vida de calidad de los diabéticos. En ese sentido, el acompañamiento de médicos, familia y amigos, es fundamental pues ayuda a sobrellevar las medidas preventivas y remediales como dietas, actividad física regular, mantenimiento de peso corporal, evitar consumo de tabaco, entre otras cosas.
De ahí que médicos y especialistas decidieron crear la Red Social en Diabetes (ReMeDi), una plataforma gratuita en la que quienes tienen la enfermedad, sus familiares, amigos, médicos y gente interesada en el tema, comparten información sobre sus derechos a la salud, recomendaciones de cuidado al organismo, dietas, eventos, cursos, experiencias, documentos, además de crear un ambiente de convivencia virtual en la que se nacen amistades y grupos de trabajo.

Según señalan los fundadores de la red, se busca que el aprendizaje vivencial mediante la convivencia sirva para convertirse en “gran motivación para que quienes viven con diabetes tomen las riendas de su condición de vida, consultando a su médico y sigan un plan de alimentación y de actividad física”.
En la Red Social en Diabetes, los usuarios obtienen información actualizada de expertos en los diferentes temas de interés y respuestas a sus inquietudes. Entre otros beneficios, los miembros de la ReMeDi cuentan con descuentos a actividades, cursos publicaciones, acceso a información médica, herramientas para la interacción con otros usuarios como un blog, chat y foros.
Mensualmente se publican planes de alimentación recomendados por especialistas, tips sobre cuidados en las visitas y tratamientos dentales, recomendaciones importantes para el control de la insulina, artículos de especialistas de las novedades en los tratamientos, libro de visitas y galerías, etcétera.
Fundada en 2011 en México por Víctor Yáñez Cano, con apenas 170 usuarios, la Red Social en Diabetes es uno de los buques insignia en la que se están dando pasos importantes en el cambio de la práctica médica y la manera en que se ofrecen y reciben los servicios de salud apoyados con tecnología y estratégicas de socialización como ejes motivadores del bienestar, ahorrando tiempo, dinero y esfuerzos, además tener el potencial para llegar a grandes poblaciones del mundo.
Pero aún con todo, en el país de origen no existe la cultura ni los recursos necesarios para la difusión de una plataforma que ayudaría en mucho, ya que, en México, la diabetes afecta a 7 millones de personas y se ha convertido en la primera causa de mortalidad, con 84 mil fallecimientos al año y durante el mismo lapso se incrementan en 400 mil diabéticos, considerando sólo a los diagnosticados porque hay personas que tienen la enfermedad pero desconocen que la padecen.**
Apenas ayer, el Gobierno Federal reconocía que durante el sexenio que concluye no se logró disminuir los decesos causados por la diabetes en 20 por ciento como se planteó en 2007, a pesar de que el presupuesto en salud pasó de 50 mil millones a 142 mil millones de pesos durante el periodo 2007-2012.
Hay mucho por hacer, quizá los gobiernos atinen pronto a ver más allá de lo que hoy manejan y aprovechen el potencial de las redes sociales para la salud, pero un paso que sí podemos dar hoy para ayudar con un granito de arena, es recomendar a los millones de diabéticos del mundo, sus familias, los especialistas e interesados en el tema, que se incorporen a este tipo de comunidades en las que se les brindan numerosos beneficios, remediales y preventivos, en la búsqueda de una vida de calidad y más saludable para todos.

Contacta: vorticesocial@gmail.com y sígueme en @hugomorenomv3

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te agradezco tu comentario, lo tomaré muy en cuenta.